Imagen: NASA

A estas alturas todos conocemos la noticia más importante de 2017, un evento celestial previsto hace milenios, incluso antes de que nuestros ancestros caminasen por las sabanas: habrá un eclipse solar total el 21 de agosto. Ese día veremos un eclipse que trazará una ruta a través de los Estados Unidos, y no puedes perdértelo.

Como meteorólogo, astrónomo aficionado, y como ser humano que disfruta de experiencias únicas capaces de llegar al alma, planeé un viaje hacia la línea central del eclipse junto a un grupo de amigos. Lo primero que hice fue intentar responder a una pregunta que surgió: tomando en cuenta las nubes, ¿cuál es el mejor lugar para ver este espectáculo en las mejores condiciones climáticas?

Advertisement

En Internet, no encontré ni una sola fuente que responda a esa crucial consulta. Por ello, lo averigüé por mi cuenta.

El meteorólogo canadiense Jay Anderson, un autoproclamado “elicpsófilo”, ofrece mucha información sobre la histórica nube que cubrirá toda la trayectoria del eclipse (el camino que la sombra de la luna formará a su paso por la superficie terrestre). Para explicar ese recorrido, el canadiense ha empleado una base de datos de satélites que monitorean el clima, y ha extraído registros de los últimos 17 años; además, ha recolectado fotografías satelitales de los días 21 de agosto de años recientes. Anderson explica magistralmente los argumentos meteorológicos de por qué ciertos lugares del recorrido del eclipse pueden o no estar nublados ese día (por ejemplo, a las 10:30 a.m., a las afueras de las montañas Cascade, las típicas tormentas de verano son poco probables, y es posible tener un cielo despejado).

Sin embargo, leer esa magnífica información no es tan simple como señalar un mapa, decirle “dime a dónde ir” y comprender mágicamente toda esa sabiduría. Una buena alternativa que pude encontrar es una tabla al fondo de esta página: eclipse2017.org (una gran fuente, por cierto), la cual usa los datos de Anderson para aplicarlos en algunas ciudades a lo largo del país.

No basta con solo conocer qué lugares tienen mejores probabilidades de estar despejados. Necesitamos también saber dónde es que el eclipse durará por más tiempo con una alta probabilidad de cielo claro. Debido a que la sombra de la luna viaja de Oregón a Carolina del Sur a una velocidad supersónica, la peculiar geometría celestial indica que la sombra se mantendrá por más tiempo a medida que uno se encuentre más cerca de este punto al sur de Illinois. En el extremo oeste, en la playa cerca de Newport en Oregón, el eclipse durará exactamente dos minutos. Al sur de Illinois, por otro lado, se extenderá a 2 minutos con 41,6 segundos, casi un 35% más largo. Con estos datos, si hay buenas probabilidades de contar con un cielo despejado, Illinois es el sitio en el que quisiera estar.

Advertisement

Dicho esto, cabe indicar que Illinois no es el mejor lugar para ver el eclipse. Tomando en cuenta las nubes y la duración del eclipse, existen dos puntos que emergen claramente como los principales lugares para estar en un día de sombra: el este de Idaho y el oeste de Nebraska.

Ilustración de Jim Cooke, datos proporcionados por Eric Holthaus

El eclipse total ocurrirá entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m., dependiendo de dónde te encuentres (este mapa te dirá exactamente la hora del eclipse total según tu ubicación). El lugar que posee el récord histórico de menos nubes alrededor del mediodía los 21 de agosto es Boise, en Idaho; sin embargo, si te encuentras a unos 160 kilómetros al norte de Pocatello, en Idaho, cerca de la ciudad de Rexburg, podrías estar en el mejor lugar en todo el país para disfrutar del eclipse. (Evidentemente, la buena gente de Rexburg ya lo sabe, y tienen un sitio web para animarte a que los visites ese día). Hay una carretera que sigue el recorrido del eclipse, la carretera estatal Idaho 33, la cual debería estar repleta de buenos lugares para ponerse cómodos y contemplarlo.

El único problema con Rexburg es que está rodeado de montañas, característica que hace el clima complejo e impredecible. Incluso si las apuestas están a tu favor, una de esas molestas tormentas de verano podría surgir de repente y oscurecer el cielo en solo minutos.

Entonces, en vez de tomar ese riesgo, mis amigos y yo hemos decidido conducir hasta Nebraska. Aunque haya una ligera probabilidad de que esté más nublado, (según los datos de los últimos 17 años), el eclipse allí será más duradero que en Idaho. Estamos sacrificando solamente un segundo y medio de la duración total del eclipse a cambio de una mejor red de carreteras y de la tranquilidad de saber que el cielo allí ha estado completamente despejado por los últimos seis años. De hecho, Nebraska es súper aburrido, quizás el lugar más aburrido de Estados Unidos.

Advertisement

El tema del “eclipse” parece haber tomado a la región con la guardia baja. “Todas las personas del tipo científico han planificado su viaje por casi dos años” dice (literalmente) Karla Niedan-Streeks, directora ejecutiva de la convención local sobre el eclipse y la oficina de visitantes. “No queremos que la gente se aburra” es otra de las frases de alguien en el lugar más aburrido del estado más aburrido del país, que trabaja en planificar eventos en torno al eclipse. Probablemente, en Nebraska no esperaban un artículo de Gizmodo que convoque a cada nerd saludable hacia sus pequeñas ciudades.

Encontrarse en medio de la extensa llanura (prácticamente solo) para presenciar uno de los más eternos y cósmicos despliegues que existen en la naturaleza es algo impresionante. Incluso, por un segundo, podrías sentirte como si fueses la única persona en el universo.

Que se prepare la ciudad de Scottbluff en Nebraska, porque allá vamos.


Puedes seguir el gran eclipse del 21 de agosto en directo a través de nuestro livestream y del que Univision ha preparado en sus plataformas digitales.