ASUS acaba de presentar el primer smartphone compatible tanto con la realidad virtual de Google Daydream como con la realidad aumentada de Project Tango. Sí, Tango sigue vivo y este segundo intento de llevarlo al smartphone tiene toda la potencia bruta que le faltaba al Lenovo Phab2.

El nuevo ASUS Zenfone AR cuenta con un procesador Snapdragon 821, 6 GB de RAM y una gran pantalla SuperAMOLED de 5,7 pulgadas con 1440 x 2560 píxeles. Funciona con la última versión de Android, necesaria para ejecutar la realidad virtual de Google Daydream, y tiene tres cámaras traseras que le permiten “ver en 3D”: una cámara principal de 23 Mpx (con estabilizador óptico de cuatro ejes, enfoque láser y vídeo 4k), una cámara de menor resolución para medir el movimiento y un sensor profundidad.

Advertisement

Advertisement

Gracias a la acción combinada de las tres cámaras cobra vida la realidad aumentada (AR) que Google lleva tiempo queriendo mostrarnos. ¿Para qué sirve, aparte de hacer aparecer dinosaurios en nuestra sala de estar? Por ejemplo, para medir objetos, probar muebles, crear mapas 3D complejos, jugar con la perspectiva del usuario en un videojuego o añadir profundidad a la interfaz del sistema, como hacía el fallido Amazon Fire Phone.