El salto base es casi como volar pero, en realidad, los entusiastas de este deporte extremo no vuelan, sólo caen de manera más o menos dirigida y a toda velocidad. Teniendo eso en cuenta, esta caída rasante del saltador base Brian Drake pone aún más los pelos de punta.

Drake y sus compañeros Ellen Brennan y Ludovic Woerth llevaron a cabo este salto el 16 de diciembre en las empinadas laderas del Couloir de l'Ensa, en la provincia de Chamonix, Francia.

Apenas unos segundos después de su salida, Drake logró realizar esta pasada rasante a solo unos metros del suelo. A pesar de la poca distancia, la velocidad de la caída es más que suficiente para que ese hubiera sido su último vuelo si llega a chocar con algo. Afortunadamente los tres saltadores finalizaron la jornada sin incidentes. Os dejamos con el vídeo. [EpicTV]