Solo un par de metros separan al ciclista de este vídeo de haber sufrido un accidente que probablemente le hubiera salido caro. El deportista bajaba por una pista de tierra en un parque de bicicletas de eslovaquia en compañía de un amigo cuando se cruzó en el camino de un oso.

A juzgar por el vídeo, no parece que el animal, un oso pardo europeo, tuviera intención de atacar al ciclista. Simplemente corría en la dirección de la pista forestal cuando la bicicleta pasó a toda velocidad. De hecho, su reacción es desviarse hacia un lado, probablemente tan sorprendido como el ciclista que graba la escena.

El incidente tuvo lugar en el parque forestal Malino Brdo, un suntuoso paraje natural al pie de las montañas del Bajo Tatra, en Eslovaquia. Los osos pardos que habitan la región (Ursus arctos arctos) pueden alcanzar fácilmente los 400 kilos de peso. Los meses de primavera y verano son especialmente propicios para estos encontronazos porque es la época en la que los animales han salido de hibernación y recorren los bosques en busca de comida y pareja. En Eslovaquia se calcula que hay una población estable de 1.000 de estos animales.

Advertisement

Advertisement

Los osos no consideran al ser humano una presa, pero pueden atacar si se sienten amenazados. Entre las recomendaciones si nos encontramos con uno está hablar en voz baja levantando las manos y retroceder suavemente. No hay que correr o hacer movimientos bruscos porque eso podría provocar al animal. [vía Reddit]