Lo que veis en la imagen es el modelo más reciente del Chevrolet Colorado, o más bien lo fue. Ahora parece el típico todoterreno que veríamos en videojuegos de acción futurista como Call of Duty: Advanced Warfare. El coche, sin embargo, es real. Lo está modificando el ejército de Estados Unidos y entre sus cambios está un motor de células de hidrógeno.

El modelo se llama Colorado ZH2, y todavía pasará un tiempo antes de que lo veamos en maniobras militares. Es el resultado de un año de trabajo en el Centro de Investigación e Ingeniería de la Automoción del ejército y su objetivo es muy concreto. Lo que quieren es probar sobre el terreno la viabilidad de usar motores de hidrógeno en vehículos terrestres.

El vehículo se alimenta de un generador de células de combustible basadas en hidrógeno que alimenta un motor eléctrico. Es más barato que los diesel, hace menos ruido, se calienta menos, y la planta generadora del coche se puede invertir para generar agua. Tambien contamina mucho menos, y la ecología no es algo que se asocie tradicionalmente con los vehículos militares, aunque ambos vayan de verde.

Las fotos de prensa de General Motors muestran un prototipo con lujos poco militares (asientos Recaro, llantas de 37 pulgadas y un salpicadero que parece el de un deportivo, pero la versión definitiva será (previsiblemente) más austera en los detalles. Esté previsto que este todoterreno ligero entre en producción a comienzos de 2017. [General Motors vía Foxtrot Alpha]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.