En diciembre de 1994, Sony presentó al mundo la primera PlayStation. Un mes antes Sega hacía lo propio con una máquina que muchos consideran incluso más avanzada: La Sega Saturn. La consola era una auténtica obra de arte y, de hecho, su sistema anticopia sigue dando muchos problemas a los entusiastas del hacking. Uno de estos entusiastas ha creado un sistema que, 22 años después, dará nueva vida a la mítica Saturn.

La Sega Saturn cargaba sus juegos desde una unidad de CD de doble velocidad. Los discos contaban con una protección física (una pista ondulada de datos), pero esa es solo la punta del iceberg de su sistema de seguridad. En su interior hay varios procesadores, y uno de ellos se encarga única y exclusivamente de gestionar la unidad de disco. Una parte cifrada de código escrita en la ROM de este chip se se encarga de descartar los discos piratas y de impedir que se carguen desde otras fuentes.

La única manera de usar la Saturn con juegos grabados a día de hoy es instalar un chip que se salte la protección anticopia y permita jugar con CDs grabados en casa. Desgraciadamente, el chip es complicado de instalar, y sigue dependiendo del mayor punto débil de la consola: su unidad óptica (20 años son muchos años para un lector de discos).

Advertisement

Advertisement

Tras una visita a Japón, James Laird Wah, más conocido como Dr. Abrasive, compró una vieja Sega Saturn intrigado por las posibilidades de su chip de audio multicanal. Dr. Abrasive es un célebre programador y experto en electrónica al que debemos, entre otras cosas, el sistema flash Drag n’ Derp para los cartuchos de Gameboy.

Laird comenzó a buscar una solución para poder cargar datos en la Saturn desde fuentes externas. El hacker logró averiguar cómo funciona el chip que gestiona la unidad de CD mediante ingeniería inversa, pero el sistema terminó por ser demasiado complicado. Lo que este genio ha desarrollado es un chip que aprovecha el puerto de expansión de la consola para conectar unidades de disco USB.

La modificación emula el sistema de CD y permite prescindir completamente de la unidad de disco y de su DRM. No solo se podrán cargar juegos desde ROMs almacenadas en un disco duro actual, sino que se podrán guardar las partidas y hasta aprovechar las espectaculares cualidades de su sonido chiptune. El sistema aún no está disponible, pero no tardará en hacerlo. En este entrevista en vídeo (en inglés) Dr. Abrasive explica el fascinante proceso por el que pasó para hackear esta consola legandaria. [Hackaday vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.