Hay muchos proyectos que tratan de mostrarnos cómo pasa el tiempo alrededor de un objeto, un paisaje o incluso una persona, pero habíamos visto pocos tan sobrecogedores como este timelapse titulado Danielle. En sus cinco minutos de duración, el realizador Anthony Cerniello nos enseña el paso de una niña a una anciana.

El vídeo no ha sido realizado a partir de fotos de la misma persona, sino que tiene truco, y uno muy ingenioso. Cerniello ha seleccionado a una familia numerosa y ha fotografiado a los diferentes miembros de cada generación que la formaban. Después ha combinado las fotos en este montaje. Aunque no sea real, hay algo muy inquietante en ver el paso del tiempo de esta forma tan cruda. [Anthony Cerniello vía IO9]