Imágenes: Konica Minolta

El fabricante de fotocopiadoras Konica Minolta quiere darle una vuelta a su negocio con KunKun, un dispositivo que se sincroniza con tu smartphone para informarte del estado de tus olores corporales (una preocupación muy habitual entre hombres del Japón, especialmente los de mediana edad).

El dispositivo no es precisamente discreto, pero es lo bastante pequeño como para caber en el bolsillo del abrigo. Su propósito es ayudar a aquellas personas incapaces de reconocer su propio olor a saber si, en efecto, huelen mal. De esa ansiedad tan japonesa nace una oportunidad de negocio que Konica Minolta quiere explotar a partir de este verano, primero en Japón.

Advertisement

KunKun es capaz de detectar los compuestos químicos vinculados con tres tipos de olor corporal: el olor sudoroso (amoniaco y ácido isovalérico), el olor a viejo (2-nonenal), y el olor grasiento y rancio (diacetilo). El usuario lo acerca a las zonas críticas (sus axilas, sus pies, su pelo...) y el dispositivo envía los datos al teléfono, que informa de si la prueba ha sido superada.

Con la descortesía que nos caracteriza en Occidente, el invento parece una auténtica chorrada. Pero en Japón la higiene personal es tan importante que hasta tienen una frase —sume-hara, “acoso olfativo”— para describir lo que le haces a los demás cuando te metes en el metro sin desodorante.

Advertisement

KunKun se pondrá a la venta por unos pocos cientos de dólares. Es una curiosa oportunidad para Konica, que ya no fabrica cámaras ni películas fotográficas, y que vive de un mercado ya maduro, el de la impresión. La empresa ha contratado a un equipo de diez personas para desarrollar KunKun y habla ya de un “departamento de olores” de cara al futuro.

[Konica Minolta vía Wall Street Journal]