A veces parece que hace falta ver los peligros cara a cara para darnos cuenta de ellos. El desarrollador de videojuegos Holden Link se ha propuesto convencernos del peligro que supone usar el móvil al volante, y para ello ha creado un curioso simulador llamado SMS Racing en el que el objetivo es tratar de responder mensajes de texto mientras conducimos.

El coche se controla con el teclado, mientras que, para introducir texto en el móvil, hay que apartar la vista de la carretera y usar el ratón. Aunque puede parecer divertido, quizá conviene recordar que en el mundo real no podemos cargar la partida ni tenemos vidas extras. El juego está disponible de forma gratuita, pero por tiempo limitado, en Windows, OSX y Linux. [SMS Racing]

****

Si no quieres perderte nada sobre tecnología, ciencia, diseño o videojuegos, puedes seguir nuestra cuenta de Gizmodo en Español en Twitter, Facebook o Google+