Los equipos de hace años tienen ese puntito de nostalgia que los hacen simpáticos, y más aún si encima miden un tercio del tamaño que deberían tener. Eso es lo que le sucede a este Macintosh Classic completamente funcional (salvo por la disquetera) que ha creado el entusiasta John Leake.

En su interior, esta diminuta réplica lleva una placa Raspberry Pi a la que Leake ha conectado una pantalla LCD de 3,5 pulgadas con resolución 320 x 200 píxeles. Una serie de puertos USB, Ethernet, HDMI, y conectividad Bluetooth permiten enlazar a dispositivos más actuales que los que frecuentaban al ordenador original cuando fue lanzado allá por 1990.

El último toque lo da un emulador de software llamado Mini vMac que permite cargar en la Raspberry el sistema operativo del Macintosh Classic original. Leake ha comentado que no tiene intención de fabricar en serie estas miniaturas. Se trata tan sólo de un homenaje con el que llenar sus horas de ocio y, de paso, aprender un poco de electrónica. Tenéis más fotos de este pequeñín en el enlace a continuación. [RetroMacCast vía Taxi]