La mano es más rápida que la vista y, según parece en este video, nuestro previsible cerebro es el responsable. Aprovechándose de eso, el ilusionista Eric Leclerc, es capaz de entrar en nuestra mente desde el otro lado de la pantalla y adivinar en qué carta estamos pensando.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)