Investigadores de la Universidad de Santa Bárbara han logrado crear un sistema que permite manipular la composición de los objetos de una foto después de tomarla, lo que significa que se pueden mover los objetos y cambiar la perspectiva de la imagen después a posteriori.

Los responsables de este sistema lo han llamado “Zoom computacional”, y está diseñado para permitir controlar la sensación de profundidad en un escenario, cambiar la relación de tamaño de los objetos con el fondo e incluso cambiar la perspectiva de la imagen. Todo esto, combinando imágenes múltiples, cada una con su propia perspectiva y composición.

El sistema trabaja de la siguiente forma: el fotógrafo debe capturar varias imágenes moviéndose hacia el sujeto o escenario de interés sin ajustar el foco del objetivo, lo siguiente será que el algoritmo del sistema analice las imágenes, las apile y consiga la mejor composición estándar al detectar la profundidad de imagen y hacia donde se estaba apuntando el objetivo.

Advertisement

Una vez todo este proceso está listo, el fotógrafo puede experimentar con la imagen y buscar diferentes composiciones hasta encontrar la imagen óptima. En el vídeo a continuación los investigadores demuestran cómo funciona su sistema:

Una vez el sistema haya sido perfeccionado esperan que el sistema pueda llegar a cámaras comerciales, para que cualquiera pueda editar sus fotos y cambiar su composición por completo si lo desean horas o días después de capturarlas. [Universidad de Santa Bárbara vía New Atlas]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.