Los afortunados habitantes de algunos países pueden disfrutar de conexiones a internet basadas en fibra que alcanzan una velocidad de 100Gbps. El nuevo cable multimodal que ha desarrollado un equipo internacional de científicos alcanza 2.550 veces esa velocidad. En otras palabras, el mismo grosor de cable puede transmitir 255Tbps (terabits por segundo). Eso equivale aproximadamente a 32TB por segundo, o un archivo de 1GB en 0,03 segundos.

255Tbps es, de hecho, una cifra muy cercana a la que mueven, en hora punta, todos los cables transoceánicos entre el continente europeo y americano. Uno solo de estos nuevos cables podría reemplazarlos a todos. El cable no es un prototipo de laboratorio. Los investigadores de la Universidad de Eindhoven, y de la Universidad Central de Florida que lo han creado han tenido funcionando sin problema un segmento de un kilómetro de longitud. Nada (salvo el coste) impide hacerlo más largo.

El secreto de esta impresionante velocidad no es nuevo. Se trata del multiplexado de longitudes de onda. Los cables de fibra convencionales llevan, por explicarlo de manera muy sencilla, una única fuente de luz láser. El multiplexado de longitudes de onda permite transportar varias señales superpuestas. Para ello, sin embargo, hay que fabricar un tipo de cable de fibra especial que cuenta con varias hebras o núcleos en su interior.

Hasta ahora, fabricar este tipo de cables era muy caro y complejo. Los investigadores de Eindhoven y Florida, sin embargo, han logrado crear un nuevo tipo de cable compuesto de siete núcleos dispuestos de forma hexagonal. Cada una de estas hebras es capaz de transportar hasta 5,1Tbps. Tras aplicar multiplexado de longitudes de onda, esta cifra se multiplica por 50.

Advertisement

Desgraciadamente, aún es pronto para pensar en tener una conexión de 255Tbps en nuestro domicilio. Primero habrá que fabricar miles de kilómetros de cable, y muchos routers de fibra específicos que sean capaces de mover este tipo de señales. Aún estamos en los comienzos de su implantación, pero el futuro, con una red cada vez más saturada, va ineludiblemente en esta dirección.[Nature vía ExtremeTech]

Foto: Deyan Georgiev / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)