El escorpión de la corteza de Arizona (Centruroides vittatus) es el más venenoso de estados Unidos. Una picadura de este artrópodo es suficiente como para enviar a una persona al hospital presa de un dolor insoportable. Hay un ratón al que la picadura del Centruroides vittatus le produce bienestar. Su estudio puede ser de gran valor para la medicina.

El ratón es un pariente lejano del ratón silvestre común llamado ratón del saltamontes o ratón del escorpión. (Onychomys leucogaster). Su nombre común proviene del hecho de que no se alimenta de semillas, sino que caza pequeñas presas, entre ellas el peligroso escorpión de la corteza de Arizona.

Advertisement

Advertisement

Aparte de dar caza al escorpión de la corteza, el Onychomys es completamente inmune a sus picaduras. Aunque es capaz de incapacitar a un ser humano y de matar a un ratón normal, la neurotoxina del escorpión solo produce una agradable sensación de anestesia en el ratón del saltamontes.

Investigadores de la Universidad de Michigan han descubierto cuál es la defensa natural del ratón. Se trata de una proteína en el sistema nervioso del animal que se une a la neurotoxina neutralizando lo que sería una dosis letal.

Curiosamente, el organismo del ratón no segrega esta proteína al instante. Durante unos segundos, el pequeño mamífero siente dolor, pero en cuanto se recupera y queda anestesiado, el escorpión no tiene nada que hacer pese a acertar con sucesivas picaduras. Los mismos investigadores que han encontrado el mecanismo exacto que hace al ratón del saltamontes inmune al veneno están estudiando esa sustancia para crear anestesias y analgésicos mucho más efectivos para el ser humano. [Science vía Motherboard]

Portada: HD Image Lib / National Geographic Channel

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)