Para crear objetos de metales como el estaño es necesario fundirlo a más de 220 grados Celsius, pero a este genio loco se le ha ocurrido que el mejor uso posible para el estaño fundido es ser usado como munición de un rifle tan ingenioso como diabólico que parece salido de una película de cine de serie B.

El metal líquido es un concepto grabado en la mente de todos los fanáticos de las películas de ciencia–ficción, gracias al T–1000 de Terminator 2. En este film veíamos cómo un supersoldado robot se moldeaba a su voluntad gracias a estar compuesto de un metal especial que se fundía a cualquier tempertura. No obstante, lo que ha creado el Youtuber conocido como The Backyard Scientist es un arma que dispara metal líquido, es decir, chorros de estaño fundido a una temperatura de más de 200 grados.

Advertisement

Es un experimento que puede resultar muy peligroso, así que recomendamos no intentarlo en casa. Mucho menos en este verano tan caluroso. [vía TheBackyardScientist (YouTube)]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.