La inspección de turbinas de viento no es para los débiles de corazón. Si no eres Spiderman, puede resultar peligroso trepar hasta las enormes turbinas eólicas con hélices giratorias. Sin embargo, donde los seres humanos no se atreven a pisar, las máquinas no tienen miedo. Helical Robotics ha desarrollado una tortuga magnética que puede hacer el trabajo.

Se trata de HR-MP20, un robot que puede escalar inalámbricamente con la ayuda de cinco imanes de neodimio. Pesa tan solo 19 kilogramos y puede moverse a una velocidad máxima de 1,18 metros por segundo. Cuenta con una cámara digital que permite al técnico de turbinas hacer las inspecciones necesarias, a través de un controlador de radiofrecuencia a una distancia de hasta 2.500 metros de altura.

Si te interesa adquirir este robot para trepar postes de luz o semáforos, su costo es de 20.000 dólares. [Helical vía Inhabitat]