No es el primer reloj inteligente que busca financiarse por Internet, pero PowerWatch ha conseguido llegar a su objetivo de 100.000 dólares en tan solo 12 horas. ¿Por qué tanto interés? Este sencillo smartwatch promete algo que los demás no pueden cumplir: que no tengas que cargarlo nunca.

Advertisement

PowerWatch recarga su batería mediante un sistema que aprovecha tu propio calor corporal. Un circuito termoeléctrico convierte en electricidad la diferencia de temperatura entre la parte del reloj que toca tu piel y el marco de metal, que funciona como un disipador de calor para mantenerse fresco. La tecnología funciona porque tu cuerpo se esfuerza en mantenerse a 37º C. Cuanto más tiempo lleves puesto el reloj, más carga tendrá disponible.

La empresa que está detrás del invento se llama Matrix Industries (¿lo pillas?, en Matrix los seres humanos eran utilizados como fuente de energía para las máquinas). El reloj tiene Bluetooth y se sincroniza sin problemas con tu smartphone, pero no tiene una pantalla OLED a color ni muchas de las características clave de los smartwatches, como las notificaciones, para ahorrar batería y ser capaz de mantenerse en funcionamiento. Cuando te lo quitas o no lo estás usando, entra automáticamente en un modo de bajo consumo que solo mantiene la hora y la fecha correctas hasta despertar.

En cambio, el PowerWatch sí destaca por sus funciones de fitness. Gracias a su tecnología termoeléctrica es capaz de detectar cambios sutiles en tu temperatura corporal o de medir con precisión cuántas calorías has quemado durante tus entrenamientos. Además es resistente al agua. Está a la venta a modo de crowdfunding en Indiegogo con envío estimado en julio de 2017. Las opciones disponibles parten de $170. [Indiegogo]