Tenía que ser en Japón. La marca de lencería Ravijour ha presentado un sujetador inteligente que, según sus creadores, sólo se puede abrir cuando su propietaria está realmente enamorada. OS recomendamos que no os perdáis el vídeo del producto.

La idea consiste en dotar a la prenda de un monitor cardíaco bajo una de las copas. Este monitor se conecta al móvil mediante bluetooth. Una aplicación se encarga de recoger los datos. Si la frecuencia cardíaca sobrepasa cierto límite durante un tiempo que sus creadores asocian a una excitación amorosa, el sujetador se desabrocha automáticamente. No es que se desbloquee, no. Se abre de par en par.

Nos asaltan las dudas. ¿Podrá hackearse? ¿Responderá solo a la frecuencia cardíaca producida por el encuentro con el príncipe azul de turno, o se abrirá también ante una bronca del jefe, o por estar a punto de ser atropellada por un autobús? Todas esas preguntas tendrán que esperar, porque el sujetador inteligente no está a la venta todavía. Ravijour está organizando un concurso en el que cinco afortunadas parejas podrán probar en primicia el dispositivo. Esperamos con ansia el unboxing. [Geekologie]