Si este verano tienes ganas de emociones fuertes, no tienes más que viajar a Los Ángeles. La meca del cine cuenta con una nueva atracción ideal para los que quieran experimentar vértigo sin exponer sus huesos a una caída mortal. Se llama Skyslide, y es un tobogán de cristal suspendido en lo alto de uno de los rascacielos de la meca del cine.

El tobogán está fabricado en cristal blindado capaz de resistir huracanes o terremotos, y está en lo alto de la Torre US Bank. El edificio alberga un mirador en 360 grados con vistas a toda la ciudad y el tobogán es su última atracción. En la página de OUE Skyspace LA hay más información.

El recorrido del tobogán es corto, pero traicionero. Tras una primera bajada en la que el suelo aún está dentro del edificio, la rampa lanza a sus pasajeros en un recorrido curvo en el que solo un suelo y paredes de cristal les separa de una caída de algo más de 300 metros. Cada bajada cuesta 25 dólares. [OUE Skyspace LA vía BBC]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.