En la foto tenéis un accesorio USB realmente sencillo y, sin embargo, muy útil. Se trata de un medidor de voltaje USB con el que podrás localizar con precisión ese dispositivo vampiro que se está comiendo las baterías de tu portátil.

El accesorio se conecta a un USB por un lado. En el otro extremo sólo tenemos que enchufar el dispositivo sospechoso. Automáticamente, una pantalla LCD muestra el consumo eléctrico en tiempo real, o bien los consumos máximo y mínimo en el tiempo que ha estado el dispositivo conectado al ordenador. Poder acusar de alta traición a tu disco duro portátil te costará 31 dólares. [Century Direct via Everything USB]