¿Crees que volar un dron es difícil? Imagina hacer a casi 100 kilómetros por hora. Los drones pueden volar tan rápido que han nacido competiciones profesionales para conseguir al mejor piloto a nivel mundial, pero participar en estas carreras requiere de reflejos sobrehumanos.

Cada año la Drone Racing League realiza diferentes torneos para encontrar al mejor piloto en diferentes categorías. Los participantes no utilizan cualquier dron comercial que se pueda comprar en Amazon, sino que crean uno especialmente diseñado para este tipo de competencias. Las velocidades que alcanzan estos drones van desde los 50 km/h a más de 100 kilómetros por hora.

Advertisement

Para volar uno de estos drones es necesario utilizar un sistema especial de cámara y visor, el cual permite al piloto ver la trayectoria de su dron en primera persona. Los pilotos requieren de una gran coordinación al usar el mando de control, muchos reflejos y una gran resistencia ante el mareo.

El vídeo a continuación es el mejor ejemplo de lo que supone volar estos drones. Advertencia: si te mareas con facilidad recomendamos que no veas más de unos pocos segundos. [vía The Drone Racing League / YouTube]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.