Así es el Blackberry que queremos ver hoy

RIM se juega su futuro hoy en Nueva York. Blackberry 10 es la última carta que puede jugar para permanecer como un adversario relevante en el mundo de la telefonía. Y no sólo tiene que acertar con el nuevo sistema operativo, también tiene que demostrar que el hardware que lo acompaña está a la altura.

La compañía canadiense ya ha avanzado algunos detalles del nuevo sistema operativo y también ha confesado algunos detalles sobre los terminales. Más interesante aún será conocer las cifras de aplicaciones disponibles y el interés de la comunidad de desarrollo.

La plataforma

El protagonista del evento será el nuevo sistema operativo Blackberry 10. Es una reinvención completa de la plataforma, hasta el punto que la compatibilidad con los sistemas anteriores es mínima. El nuevo sistema operativo se basa en QNX, un sistema operativo que Blackberry adquirió en abril de 2010. Es el mismo sistema que usa la tableta Playbook, aunque evidentemente se trata de una versión más avanzada.

RIM ha avanzado algunos detalles. Sabemos, por ejemplo, que tendrá un nuevo teclado en pantalla capaz de predecir texto de forma inteligente, también que la multitarea será uno de los puntos claves de diferenciación frente a otros sistemas operativos. Los móviles RIM no tendrán botones de navegación. El control se realizará a través de gestos (por ejemplo, arrastrando el dedo desde el borde de la pantalla).

Recuperar el mercado empresarial es uno de los objetivos de la compañía, pero el nuevo sistema estará también diseñado para atraer también al público doméstico, a los usuarios que se han decantado en los últimos años por iOS o Android.

Los desarrolladores

RIM no sólo necesita una buena plataforma. También tiene que llenarla de aplicaciones y juegos. Ahora mismo la mayoría de los desarrolladores están centrados en crear apps para iOS y Android y cuesta desviar su atención. En Canadá llevan medio año tratando de explicar las ventajas de la plataforma y tentando a los principales desarrolladores con ofertas económicas y garantías de venta.

Aquí RIM juega con una importante ventaja y es que las aplicaciones de Android pueden exportarse a BB10 con relativa facilidad. Podrá presumir de un catálogo extenso desde el lanzamiento. La tienda, rebautizada como Blackberry World, ya no solo venderá apps. También será el lugar donde los usuarios compren música o películas.

Los teléfonos

Como poco se esperan dos teléfonos para acompañar el nuevo sistema operativo, el Blackberry Z10 y el X10. Los dos tendrán pantalla táctil pero uno presumirá también del teclado físico QWERTY tan característico de la marca. 

Como otros teléfonos de gama alta disponibles hoy en día, se espera que la pantalla del X10 y el Z10 tengan una elevada densidad de píxeles y que los teléfono vengan equipados, al menos, con cámara de más de cinco megapíxeles. Se sospecha que la del modelo Z10 será de ocho magapíxeles.

La intención de RIM es poner en el mercado seis teléfonos diferentes durante este año.

Los operadoras

Por último, RIM necesita mostrar que tiene el apoyo de las operadoras y que estas no tratarán el producto como una plataforma secundaria. En países donde las operadoras tienen control sobre el precio final del dispositivo este apoyo será crucial. 

Este es un campo en el que RIM ha sabido moverse siempre con soltura pero los últimos años han restado peso y por tanto capacidad de negociación a la compañía. Este es el momento de volver a ganarlo. De poco le servirá tener el mejor teléfono y el mejor sistema operativo si las operadoras prefieren empujar a sus clientes hacia modelos equipados con Windows Phone o Android  por ejemplo.