Nadie quisiera ser atacado por un tiburón en su vida. Es una de esas situaciones que sabes es poco probable que termine bien. Sin embargo, existen formas de defenderte que deberías conocer para estar preparado ante el peor de los casos. Esto es lo que debes hacer si te ataca un tiburón, según un ex-Navy Seal.

La medida más básica de evitar ser atacado por un tiburón es evitar entrar al océano en las zonas donde es más probable que ocurran ataques, tales como la cercanía a los botes pesqueros en mar abierto o en las playas que las autoridades claramente marcan como peligrosas. No obstante, los ataques suelen ocurrir y si te enfrentas a un tiburón es mejor que sepas cómo defenderte.

Clint Emerson, un ex-Navy Seal, recomendó algunos métodos de defensa ante tiburones en una entrevista con Business Insider. Es probable que estos métodos suenen como muy agresivos ante el animal, pero el experto en supervivencia recuerda que estas deben ser tus últimas opciones ante un ataque. Lo primordial es evitar encontrarte en esa situación.

Advertisement

Las zonas más sensibles de un tiburón son su nariz, sus ojos y sus branquias. Tomando en cuenta que es prácticamente imposible darle un puñetazo a un tiburón en la nariz, debido a que el agua dificulta el movimiento, si el tiburón te está atacando o ya te ha mordido lo mejor que puedes hacer, según el exoficial de la armada estadounidense, es atacar sus ojos con tus dedos o introducir los dedos en sus branquias y hacer mucha presión intentando desgarrarlas. La idea es ocasionarle dolor para que huya y te deje en paz. Emerson reconoce que son medidas extremas, pero quizás la única forma de evitar salir malherido de esta situación (o con más de una mordida).

Por supuesto, esto dependerá del tamaño del tiburón. En el caso de los pequeños que se encuentran en algunas playas estas medidas pueden ser muy útiles. Además, el experto recuerda que los tiburones atacan desde abajo intentando sorprender a la víctima, por lo que es importante intentar evitar que te tome por sorpresa.

Otros expertos recomiendan siempre mantener contacto visual con el tiburón, y de ser posible coloca tu espalda ante un bote o algo similar para evitar que te ataque por detrás. También es recomendable recoger todas las extremidades y formar una “bola” con el cuerpo si parece que el tiburón no va a atacar sino que solo está pasando cerca, con el propósito de confundirlo. Si crees que estás fuera de peligro puedes alejarte nadando con sutileza hasta salir del agua. [vía Business Insider]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.