Imagen: Steve Jurvetson, Flickr; editado

Todos hemos llevado nuestro móvil al baño pensando que nada malo podría pasar. Es aquí cuando algunos tienen mejor suerte que otros. Algunas historias populares incluyen: se cayó de mi bolsillo; se cayó de mi mano; estaba colocado justo ahí cuando… terminó en el váter.

Después de gritar o decir palabras probablemente no muy elegantes, tienes que actuar rápido. Un elemento muy importante en estas situaciones es el tiempo. Aunque hemos hablado específicamente de móviles que se caen al váter, estos consejos se pueden usar en cualquier situación en la que tu móvil esté mojado.

Un móvil mojado todavía tiene esperanzas de sobrevivir si sigues estos simples pasos.

Sacar el móvil del sitio con agua cuanto antes

Este paso es obvio, pero es importante destacarlo. La probabilidad de que tu móvil sufra un daño significativo aumenta cuanto más tiempo está en el agua.

Quitarle la batería

Después de sacar el móvil del agua, tienes que quitarle la batería. Este es el paso más importante para prevenir un cortocircuito. Aunque estés lleno de ansiedad, no enciendas el móvil para confirmar si todavía funciona.

Advertisement

Si tienes un iPhone u otro teléfono donde no se puede sacar la batería de forma rápida, apágalo.

Secar el móvil

Es importante secar el móvil después de que esté apagado. Si permites que el agua se evapore naturalmente, puede causar corrosión y dañar tu teléfono. Sécalo con una toalla o usa una aspiradora para succionar el agua de dentro.

Colocar tu móvil en un desecante por unas horas

Imagen: Lisa Norwood, Flickr; editado

Finalmente, tienes que colocar tu móvil en un bol con un desecante, como arroz o gel de sílice (los paquetes de bolitas que vienen con la ropa nueva). Esto absorberá cualquier rastro de humedad. Para prevenir que el arroz se meta en los puertos y aperturas del móvil, envuelve el teléfono en una toalla de papel. Mantén el teléfono ahí toda la noche.

Así como es importante saber qué hacer en estas situaciones, también es importante saber qué no hacer. Algunas personas pueden tomar ciertas medidas con toda la buena intención del mundo, pero son malas para el móvil.

Bajo ninguna circunstancia debes hacer lo siguiente:

Usar un secador para secar el móvil o ponerlo en el horno

Sé lo que están pensando, que el calor secará el móvil de manera rápida, pero trae consigo consecuencias. El calor también puede dañar los componentes electrónicos del aparato.

Si se te ha caído en el váter, no pongas el teléfono en alcohol

Pensar que tu móvil ha estado en el agua (potencialmente sucia) del váter no es algo agradable. Sin embargo, no debes sumergirlo en alcohol para desinfectarlo. El alcohol puede destruir los adhesivos dentro del teléfono. Si todavía te da asco, es perfectamente aceptable limpiar el exterior con alcohol.

Advertisement

Realizar todos estos pasos al pie de la letra no garantiza que tu móvil resucite, pero incrementa sus posibilidades. Si no te funciona, lamentamos tu pérdida (y también el efecto que tendrá en tu cartera).