GIF: Imgur

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es una marioneta colgando de un hilo? ¿Un nuevo sistema de despegue en vertical como el de los Harrier? En este caso la respuesta correcta es la primera, pero la casualidad y la tasa de fotogramas ha querido que el vídeo se convierta en una sensación viral.

El vídeo pertenece a una cámara de seguridad instalada frente a una vivienda cualquiera. Un pequeño pájaro (aparentemente un gorrión) se cruza por delante de la cámara, pero sus alas no se mueven. Están congeladas en una postura extraña y el animal parece flotar como por arte de magia en el aire.

En realidad lo que ha ocurrido es que la tasa de fotogramas de la cámara se ha sincronizado perfectamente con la velocidad del aleteo del animal, haciendo que solo capte los momentos en los que las alas están en esa posición. Es algo que ya hemos visto antes en helicópteros o ruedas de automóvil, y el efecto es sorprendente porque parecen detenerse mientras el resto del vehículo se mueve.

La cámara usada en este caso juega a favor del truco. Las cámaras de vigilancia suelen poder configurarse para reducir la tasas de fotogramas y así ahorrar espacio en memoria. El vídeo original está grabado a 25 fotogramas por segundo. El vuelo más rápido entre las aves lo tiene el colibrí, con 55 aleteos por segundo. [vía Reddit]