Mientras la televisión estadounidense ya está llegando a extremos como decir: “Vais a morir, y vuestros hijos también” para intentar convencer a la población de Florida más terca de que evacúen sus hogares, un aficionado al kitesurf ha decidido aprovechar el huracán Matthew para practicar su deporte favorito.

Su deporte favorito es, por supuesto, sujetarse a una cometa enorme. El único problema es que cuando la fuerza del viento es la de una tormenta tropical de categoría 3, la balanza de la física está un poco descompensada.

Advertisement

Según el reportero que está narrando la noticia en el momento de la grabación, el viento era de 40 kilómetros por hora. No es ni mucho menos el límite para el Kitesurf, pero cuando los profesionales desaconsejan practicar este deporte durante tormentas es precisamente porque una mala racha de viento puede dar con tus huesos en tierra en vez de en el agua.

El deportista salió ileso del trance y quizá hasta recuerde entre risas el día que salió en la televisión después de volar a más de doce metros de altura, pero mejor no intentéis este tipo de trucos en vuestra playa si se acerca un huracán. Ya ha muerto bastante gente en el Matthew y los premios Darwin no merecen la pena. [vía Trending Videos]