El nitrógeno líquido es un material fascinante. Este gas puro en estado líquido no solo es extremadamente frío (-195,8 grados Celsius) y un excelente refrigerante. También resulta que no se lleva nada bien con el agua hirviendo.

Por supuesto, cualquier reacción química o física violenta es carne de cañón para YouTube, y en Kuma Films no han desaprovechado la oportunidad de mezclar nitrógeno líquido y agua hirviendo. El resultado es espectacular.

En esencia, lo que pasa es que el agua hirviendo se sublima al instante y explota en una espectacular nube de vapor. Los chicos de Kuma lo han grabado a cámara superlenta para que no os perdáis detalle. Disfrutad de la física.