Los carritos de la compra son artefactos mucho más resistentes de lo que parece. Son, de hecho, tan resistentes, que en el Centro de Pruebas Dinámicas de Vauffelin, en Suiza, los carritos son objeto de diferentes pruebas para determinar lo que pasaría en caso de que uno de ellos impacte contra otro objeto a demasiada velocidad.

Este mes han batido el récord de velocidad en choques con carritos de la compra: 117,8 Km/h. La prueba, contra un muro de hormigón, ha destruido completamente el carrito, pero lo que peor parado ha salido ha sido su contenido. La compra prácticamente se ha desintegrado en una nube de cereales, botellas de refresco y otros comestibles. Este es el vídeo:

La prueba es extrema (al fin y al cabo no es fácil lograr que un carrito de la compra alcance esa velocidad) pero no es la única. A menor velocidad (18 Km/h) un carrito de la compra puede causar una masiva cantidad de daño a un automóvil estacionado sin apenas sufrir daños, así que cuidado con hacer carreras de carritos en el estacionamiento del súper.

Advertisement

El Centro de Pruebas Dinámicas de Vauffelin es una de las organizaciones que más peso tiene a la hora de establecer políticas de seguridad vial. Entre sus pruebas hay algunas realmente singulares, como qué ocurre si un tractor agrícola pesado impacta contra una cola de automóviles parados.

...qué pasa si la colisión de una autocaravana te pilla tomando café en sun interior...

...o qué pasa si dos esquiadores chocan a gran velocidad. En el canal del centro tenéis una larga colección de catástrofes simuladas en las que solo los maniquíes de pruebas resultan lesionados. [Dynamic Test Center vía Core77]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.