Los láser de corte generan altísimas temperaturas, y el hielo se funde a altísimas temperaturas. En teoría, ese tándem debería ser más que suficiente para que cortar hielo con un láser fuera coser y cantar ¿no? Pues no. La realidad demuestra que cortar hielo es mucho más complejo de lo que parece.

William Osman se hizo la misma pregunta. Afortunadamente, este youtuber tenía a mano un congelador y un cabezal de corte industrial por láser RetnaSmelter9000.

El primer problema de usar láser para cortar hielo es que no es fácil controlar el calor que se genera. Si no se mantiene una velocidad de corte constante, es fácil que fundamos más hielo del previsto, arruinando la posibilidad de un corte preciso.

Advertisement

Advertisement

El segundo problema es que, por mucha potencia que tenga, un láser no es capaz de atravesar limpiamente todo un bloque de hielo. El cabezal que usan en el vídeo solo es capaz de cortar unos pocos centímetros. ¿Puede un láser cortar hielo? Sí, desde luego, pero probablemente solo tenga un puñado de aplicaciones industriales que no requieran mucha precisión. [vía William Osman]