Los puntos de sutura son necesarios para unir de nuevo la piel, los vasos sanguíneos e incluso órganos que han sufrido una herida o han sido abiertos en una intervención quirúrgica. En el caso de los puntos externos es necesario retirarlos al pasar cierta cantidad de tiempo, no hacerlo trae consecuencias.

Puntos de sutura en la base de la espalda de una persona. (Imagen: Wompwomp / Wikimedia Commons)

Dependiendo del tipo de herida, los médicos recomiendan retirar los puntos externos en menos de siete días. De lo contrario, como explican en SciShow, la piel sufrirá las consecuencias de tu negligencia. Estamos ante una herida abierta que está siendo sujetada con un hilo para que pueda cerrarse correctamente, pero ese hilo no es parte del organismo, es un agente externo.

Advertisement

Antes de que la herida se cierre por completo es necesario quitar el hilo, de lo contrario es bastante probable que se infecte. Aunque los puntos, al cerrar la herida, ayudan a evitar que se infecte, dejarlos más tiempo de lo necesario puede lograr una infección severa. Además, los puntos pueden “enterrarse” bajo la piel porque con el paso del tiempo esta comienza a cubrir el hilo, lo que le complicará la vida al médico al momento de quitarlo (además de ser un proceso muy doloroso).

Por último, aunque no se te infecte la herida dejar los puntos más tiempo de lo necesario hará que la cicatriz que se forme sea mucho más grande y visible.

Si una herida tiene más de un centímetro de longitud es probable que requiera de puntos de sutura. Dependiendo del lugar del cuerpo en el que se encuentre la herida los médicos pueden optar por no usar puntos de sutura de nylon o polipropileno, sino otras alternativas como un pegamento especial para unir heridas. Para los puntos internos se usa un material que el cuerpo absorbe, aunque tienen que pasar muchas semanas para que esto suceda. [vía SciShow]