Dos barcos portacontenedores como los de esta imagen se preparan para cubrir la ruta entre Florida y Puerto Rico. No son los barcos de carga más grandes del mundo, pero tiene un atributo envidiable: emiten un 99% menos de partículas contaminantes gracias a sus motores, que funcionan únicamente con gas natural en lugar de diesel.

No son los primeros barcos con este tipo de motores, pero sí los primeros orientados al transporte de carga pesada. Los está construyendo en San Diego la compañía General Electric para la naviera TOTE Shipholdings. Cada uno mide 230 metros de eslora, y la fabricación de la pareja ha costado 700 millones de dólares.

Advertisement

Además de contaminar muchísimo menos, los nuevos clase Marlin son capaces de cargar un 60% más que los actuales cargueros de TOTE. Los depósitos de gas para el motor tienen una capacidad de 380 toneladas. Este vídeo muestra la construcción de los grandes tanques de combustible limpio que estos cargueros llevan en su popa.

Aparte de emitir un 99% menos de partículas, sus motores emiten un 98% menos de derivados del sulfuro, y un 71% menos de dióxido de carbono y dióxido nítrico. La naviera construirá otros tres en los próximos años. Esperemos que cunda el ejemplo entre otros fabricantes de grandes barcos. [vía TOTE - Port Technology]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)