Estos pequeños robots se arrastran penosamente por todo tipo de superficies, incluso verticales. No se les puede culpar de su lenta marcha teniendo en cuenta que llevan a cuestas 100 veces su propio peso. Sus creadores ya apuntan a que pueden tener un increíble futuro en el mundo de la construcción.

Los robots son obra de un equipo de ingenieros mecánicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y su diseño se basa en el de los lagartos gecko. No es la primera vez que vemos robots o creaciones basadas en esos pequeños y fascinantes reptiles. En este caso, el secreto para que sean capaces de arrastrar semejante peso es un sistema motriz similar al de algunos moluscos como los caracoles, en el que siempre hay una parte del pie en contacto con la superficie. Unido a ese sistema motriz hay un material con pequeñas protuberancias a escala nanométrica que son las responsables de que se sujete firmemente a todo tipo de superficies.

Advertisement

Un robot de solo 9 gramos es capaz de mover hasta un kilo de peso. A medida que reducimos el tamaño del dispositivo, la capacidad de carga es incluso mayor. El récord lo ostenta un diminuto prototipo de 12 gramos que ha sido capaz de levantar 2.000 veces su peso. Los robots harán su debut oficial dentro de unas semanas en una conferencia sobre automatismos que se celebrará en Seattle. Este vídeo muestra algunas de las habilidades de estos pequeños levantadores de peso. [vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)