Planet Labs

Cuando miramos hacia arriba no los vemos, pero en la inmensidad del cielo que cubre el planeta existen un gran número de satélites que en estos momentos nos están ayudando a comprender los problemas de la Tierra. Una de las compañías que lo hace posible se llama Planet Labs.

De hecho, Planet Labs es probablemente la compañía que más está haciendo por ayudar a los investigadores a detectar los problemas que existen desde el cielo. Hace justo un mes, el pasado 14 de febrero, lanzaron 88 satélites pequeños al espacio. Estos se iban a encontrar con la flota de satélites que la compañía ya mantenía.

Advertisement

Cada uno de esos pequeños satélites es del tamaño de una barra de pan e incluye un telescopio cilíndrico de oro unido a un sensor de imagen CCD parecido al de las cámaras digitales de gama alta.

Planet Labs

Lo cierto es que el desembarco de esa última flota de mini satélites alrededor del planeta es una pica más en el sueño de Planet Labs: llegar a recopilar todo lo que ocurre en la masa terrestre de la Tierra cada día. Según ha explicado a Smithsonian Will Marshall, Ceo y cofundador de la empresa:

Realmente pensamos mucho en todos los problemas del mundo y qué es lo que podríamos hacer usando satélites para ayudar a resolverlos, por ejemplo de alimentar a los hambrientos, para resolver y detener la deforestación… Creemos que la imagen del planeta sobre una base más regular puede ayudar significativamente a muchos de esos desafíos globales.

Louisiana. Planet Labs
Granja solar en China. Planet Labs

La empresa vende el acceso a sus imágenes a muchas industrias, fotografías que sirven para monitorear y gestionar la agricultura y los bosques, o para planificar posibles respuestas a desastres. Una tecnología que tiene un gran potencial para abordar cuestiones ambientales.

Advertisement

Un ejemplo de hacia dónde nos dirigimos con el uso de este tipo de satélites la ofrece la deforestación. Los datos de los satélites pueden decirnos dónde está ocurriendo e incluso cuánto, pero las imágenes actuales sólo se producen con suficiente detalle cada pocos años. No está mal, pero si de lo que se trata es de intentar hacer algo al respecto, esa tecnología llega tarde.

Propuestas como la iniciada en Planet Labs lo cambian todo. Con programas donde hacen que las imágenes estén disponibles gratuitamente para los investigadores que lo usan para estudios académicos. Un proyecto fascinante que actualmente proporciona datos a alrededor de 160 investigadores en diversos campos. [Smithsonian]