Imagen: rpavich

El hombre ha estado cruzando diferentes razas de perros por siglos. Se hizo por varias razones. Unos querían un perro que ladrara más alto, otros querían un perro más grande y algunos querían un perro más dócil.

Sin embargo, el cruce de perros ha cambiado en las últimas décadas, en las que han surgido los populares “perros de diseño”. Los perros de diseño se crían de dos perros de raza pura con el propósito de crear perros más atractivos, con mejor salud o hipoalergénicos. El resultado son perros como el Gerberian Shepsky, un cruce entre un pastor alemán y un husky siberiano. Estos suelen ser populares entre las familias ricas, que buscan un “perro guardián atractivo”.

Advertisement

Pero lo atractivo, tristemente, a veces conlleva dolor y sufrimiento. Muchas veces los perros de diseño, que pueden costar hasta 2,000 dólares, tienen problemas médicos y psicológicos debido a su cruce. Esto se debe al hecho de cruzar razas que ya tienen problemas genéticos. Aunque algunos viven sin problemas de salud, una gran cantidad de estos perros de diseño son abandonados, enferman o mueren.

“Por cada perro perfecto, vas a encontrar muchos perros locos”, comenta Wally Conron, el criador de perros responsable de crear el primer perro de diseño en los años 80. “Hay muchos perros enfermos y abandonados allá fuera”.

Con nombres atractivos como “Labradoodle” (una combinación entre un labrador y un poodle), fotos tiernas en internet y fans como el antiguo presidente estadounidense Barack Obama, parece que estos perros de diseño están aquí para quedarse. Aquí tienen algunos de los perros de diseño más conocidos hoy en día. Solo recuerden, las apariencias engañan.

1. Labradoodle

Imagen: AP

El Labradoodle, un cruce entre un labrador y un poodle, es considerado el primer perro de diseño creado. Fue cruzado por el criador Wally Conron en los años 80 para una mujer ciega de Hawaii que estaba buscando un perro guía que no soltara pelo porque su marido era alérgico. El Labradoodle es uno de los perro de diseño más populares hoy en día debido a que se considera un perro sociable, inteligente e hipoalergénico, aunque algunos no lo son.

Advertisement

Con respecto a su salud, los labradores suelen sufrir de problemas de cadera mientras los poodles sufren problemas de visión. Por lo tanto, algunos Labradoodles sufren problemas de cadera y visón.

Sin embargo, Conron afirma que se arrepienta de su creación. “He abierto una caja de Pandora, eso es lo que hice”, dijo Conron a la revista Psychology Today. “He liberado un Frankenstein. Mucha gente solamente están cruzando perros por dinero. Muchos de estos perros tienen problemas físicos, y muchos de ellos simplemente están locos”.

2. Maltipoo

Imagen: Pinterest

Otro perro de diseño que disfruta de popularidad es el Maltipoo, al que se ha referido, irónicamente, como “la encarnación en la vida real de ternura”. El Maltipoo es un cruce entre un maltés y un poodle y se considera un perro amable y fácil de entrenar. Sin embargo, también es propenso a desarrollar los problemas médicos que sufren su padres. Además, como es un perro pequeño, puede sufrir problemas médicos debido a su tamaño.

Los Maltipoos pueden sufrir de una enfermedad en la que se colapsa su tráquea. Esta se cierra y crea dificultades para respirar. El perro también tiene un boca pequeña, lo que significa que no tiene mucho espacio para desarrollar sus dientes. Por lo tanto, se tiene que proveer cuidado dental por vida.

3. Goldendoodle

Como han visto, es muy común cruzar perros con poodles. Es Goldendoodle es otro de estos perros. Un cruce entre un golden retriever y un poodle, el Goldendoodle se considera un perro inteligente con un nivel de energía moderado. Vienen en tres tamaños: miniatura, o de 15 a 30 libras; mediano, de 30 a 45 libras; y estándar, de 45 a 100 libras. El Goldendoodle pueden desarrollar enfermedades como la displasia de la cadera, problemas de corazón o enfermedades oculares.

4. Pomsky

Un Pomsky. Fuente: PompskyPup

Por otro lado, el Pomsky es otro perro que ha causado polémica. Si quieres saber el por qué, solo tienes que mirar a sus padres. El Pomsky es un cruce entre un pomeranian, un perro que mide aproximadamente 25 centímetros, y un husky siberiano, que mide aproximadamente 60 centímetros. Debido a la diferencia de tamaño entre los perros, se suele producir los Pomskys por inseminación artificial. Casi siempre se cruza un pomeranian varón con una husky hembra para evitar que la madre dé la luz a perros demasiado grandes para su cuerpo.

Advertisement

Los Pomskys son algunos de los perros de diseño más impredecible. Nunca se sabe qué tamaño tendrán o cómo será su temperamento. Algunos Pomskys pueden ser celosos, como los pomeranians, o testarudos como los huskies. También pueden heredar problemas médicos de sus padres como la displasia de la cadera, cataratas o dermatitis.

5. Chiweenie

Imagen: fine_plan

Finalmente, les dejamos con el Chiweenie, un cruce entre un chihuahua y un dachshund (un perro salchicha). Este perro tiene fama de tener buen temperamento y ser relativamente sano. Los problemas más comunes reportados son alergias y problemas de rodilla, que pueden necesitar cirugía.

Advertisement

Recuerda que, por muy bonito que te parezca una de estas razas, perpetuando su existencia puede que, irónicamente, estés ayudando a que tu querido perro viva una vida de dolor y sufrimiento.