Hace unos días supimos de una propuesta de la Unión Europea para limitar el poder de Google y otros grandes de Internet separando los motores de búsqueda del resto de sus servicios. Finalmente, el parlamento europeo ha aprobado esta recomendación que, aunque no tiene valor de ley, propone hacer pedazos a Google en Europa para evitar su posición dominante.

Aunque no es vinculante (no puede obligar a Google a nada), la recomendación abre la puerta a que los gobiernos de los estados miembros de la UE tomen medidas en este sentido. La votación, aprobada por una amplia mayoría, también es un mensaje a las comisiones que regulan la competencia y el comercio digital en Europa para que tomen medidas más duras contra la posición dominante de empresas como Google.

Advertisement

El parlamento europeo explica en el documento que las búsquedas en internet deben ser completamente independientes e imparciales, y no sujetas a posibles intereses comerciales. Igualmente, la cámara se ha posicionado firmemente a favor de la neutralidad en la red, cuya supervivencia se discute ahora en Estados Unidos. También ha pedido estándares comunitarios para la computación en nube.

El gesto es solo la parte visible de un amplio debate interno sobre la actual supremacía de Google en las comunicaciones europeas. A nivel político global, al parlamento le preocupa que sea un gigante estadounidense el que domine el mercado publicitario online. Sin embargo, el comisario encargado de la competencia, Günther Oettinger, ya ha explicado que durante su mandato no piensa tomar medidas contra Google porque a su juicio se trata de un asunto político, no de mercados. [vía Parlamento Europeo]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)