Europa quiere que Google aplique el "derecho al olvido" en Internet a nivel mundial. El pasado mayo la Unión Europea venció una de sus batallas contra Google: obligarle a cumplir el llamado "derecho al olvido" en Internet, es decir, retirar enlaces a petición de usuarios que consideren que esos contenidos vulneran su persona o privacidad. Google desde entonces se vio obligado a obedecer, retirar miles de enlaces, y continuar haciéndolo de forma continua. Pero solo en Europa. Ahora, la UE, tras un acuerdo alcanzado ayer entre los países miembros, pedirá a Google y a otros buscadores que apliquen el derecho al olvido a nivel mundial, en todas sus páginas .com, no solo en Europa. Google es el principal afectado y, desde luego, no estará contento. Veremos quién gana este nuevo pulso.