Imagen: Johannes Stehle / DPA / AP

Un cazador alemán ha cortado un trozo de Danubio congelado con un serrucho y lo ha expuesto en el hotel de su familia en Fridingen, al sur de Alemania. La peculiaridad de este cubo de hielo es que hay un zorro muerto en su interior. El pobre animal fue víctima de las inclemencias del clima.

La naturaleza puede ser muy cruel en esta época del año; especialmente en el centro de Europa, donde las tormentas de nieve y las bajas temperaturas se han cobrado la vida de 82 personas este invierno. En Rumanía, las autoridades tuvieron que cortar la navegación en un tramo de 900 kilómetros del río Danubio a causa del hielo, que impedía el tránsito.

Advertisement

Ajeno a las advertencias de las autoridades, un zorro cayó al río a través de una fina capa de hielo cerca de la costa de Fridingen y murió congelado. Su cuerpo fue recuperado por un cazador llamado Franz Stehle, que cuatro días después aún lo conserva en el exterior de su hotel familiar.

Advertisement

Según Stehle, no es raro que los animales rompan la superficie congelada del río en invierno y mueran de esta forma. Otros años pudo ver un ciervo y un jabalí. La imagen del zorro paralizado en el cubo es surrealista.

[The Independent]