Jörg Sprave tiene una serie de reglas a la hora de fabricar armas caseras. No puede usar pólvora o explosivos típicos de las armas de fuego. No en vano su canal de YouTube se llama The Slingshot Channel. Dicho esto, su última creación, una ballesta de repetición, es simplemente impresionante.

El gran problema de no usar propelentes químicos es que es complicado alcanzar una velocidad de disparo muy alta. Sprave ha solucionado este problema recurriendo a algunos trucos interesantes. El primero es usar algo que muchos tenemos en casa: un taladro sin cables alimentado por una pequeña batería.

Advertisement

La fuerza de giro del taladro sirve para mover un engranaje que es el encargado de disparar el virote y volver a estirar la goma en un único y elegante movimiento. Como muchos de sus entusiastas le han explicado, este tipo de mecanismos son bastante habituales en las armas de airsoft, pero Sprave ha llegado a idearlo sin conocer como funcionan las armas de airsoft.

Los virotes (hasta 32 de estas flechas para ballesta) se apilan en un cargador vertical. Sprave explica que la gravedad no basta para alimentar la ballesta de virotes a la misma velocidad que el taladro los dispara. Por eso añadió unas gomas que mantienen los proyectiles presionados hacia abajo.

Esta pequeña maravilla de la ingeniería dispara a una distancia de hasta 40 metros. Sus creadores de The Slingshot Channel ya están pensando como aumentar su potencia o frecuencia de disparo. Con un poco de suerte, el gel balístico no se les congelará esta vez. [vía The Slingshot Channel]