Imagen: Playboy

Aparte de un delito en cada vez más países, el revenge porn es una canallada. Por suerte, las máquinas pueden ayudarte a evitar que te pase a ti. Si te preocupa que una expareja o cualquier otra persona comparta tus desnudos sin permiso, envíale las fotos a Facebook de forma preventiva para que no llegue a ocurrir.

No, en serio.

Advertisement

Facebook está trabajando con el gobierno australiano en un programa piloto que pretende impedir el revenge porn dentro de la plataforma. En Australia, una de cada cinco mujeres de entre 18 y 45 años son víctimas de este tipo de abusos, y solo podemos imaginar cuántas más temen que algo así les pueda pasar.

La iniciativa está pensada para ellas: personas que alguna vez compartieron fotos o videos explícitos de forma consensuada y ahora temen ver las imágenes en un muro Facebook o Instagram. ¿Cómo funciona? Esa es la parte peliaguda. Son los propios usuarios quienes tienen que enviarse a sí mismos las imágenes a través de Facebook Messenger y luego reportar que estas se han publicado “sin consentimiento o de forma maliciosa”.

Tranquilo, Facebook dice que es un proceso automático y que no almacena ningún desnudo. [Actualización (9/11): Facebook ha aclarado que un empleado debe revisar tus fotos sin censura para poder evitar el revenge porn]. Un algoritmo se queda con la firma digital de la foto o el vídeo y evita que cualquier otra persona pueda volver a subir la misma imagen a Facebook, Messenger o Instagram, tanto en público como en privado. No es perfecto, no te librará de tus miedos, pero es... algo.

Como decíamos, el programa piloto está teniendo lugar en Australia. Pronto se probará también en Reino Unido, Estados Unidos y Canadá. [vía mixx.io]