El premio al estudio surrealista de la semana hay que dárselo a la Universidad de Princeton. Dos de sus investigadores compararon ayer la evolución de Facebook con la de las enfermedades infecciosas y predijeron su desaparición en 2017. La red social ha contraatacado ahora ridiculizando a Princeton con su propio estudio improvisado. "Basado en nuestro robusto análisis científico, Princeton se quedará sin estudiantes en 2021".

El post de Facebook, publicado por Mike Develin, analista de datos en la red social, no tiene desperdicio. Critica la completa ausencia de rigurosidad científica en la metodología de Princeton. Y con razón.

Advertisement

Los investigadores de Princeton basaron buena parte de sus apocalípticas conclusiones en el número de veces que la palabra "Facebook" se teclea en Google como término de búsqueda. ¿En serio? En serio. Según Google Trends, las búsquedas de Facebook alcanzaron su cifra récord en Diciembre de 2012 y desde entonces no han dejado de caer. A partir de ahí, los investigadores aplicaron modelos epidemiológicos utilizados en el análisis de enfermedades y plagas para concluir que Facebook perderá el 80% de sus usuarios en 2017, poco antes de desaparecer.

La respuesta de la red social a Princeton es pura burla y sarcasmo:

De particular interés es el uso innovador de datos de búsquedas de Google para predecir tendencias de uso, en lugar de utilizar datos reales de uso. Con la misma metodología tan robusta que la del informe, [...] nuestra investigación demuestra de forma inequívoca que Princeton puede estar en peligro de desaparecer por completo. Mirando al número de "Me gusta" en Facebook, hemos encontrado esta preocupante tendencia:

Siguiendo con la burla, Facebook ha analizado el número de veces que la palabra "Princeton" aparece en informes académicos, y la tendencia también es a la baja. Los datos de Google Trends muestran además la misma alarmante caída. ¿Conclusión?

Esta tendencia sugiere que Princeton tendrá en 2018 la mitad de los estudiantes que tiene hoy; en 2021 puede que ya no tenga ninguno. Según nuestro análisis científico, las generaciones futuras solo podrán imaginar las ruinas de esta institución que una vez habitó la Tierra.

Y otra aún mejor:

Aunque nos preocupa la Universidad de Princeton, estamos aún más preocupados sobre el futuro del planeta. Los datos de Google Trends para la palabra "aire" también han ido cayendo, y nuestras proyecciones muestran que en 2060 no quedará más aire.

Esta vez Facebook tiene toda la razón. Es factible que la red social acabe en unos años como lo hizo MySpace, nadie lo sabe y nadie discute esa posibilidad. Pero afirmar algo así en base a métodos tan dudosos como la evolución de las búsquedas en Google Trends o modelos epidemiológicos es absurdo. E incomprensible para una institución del prestigio de Princeton. Como remata Mike Develin en su post, "algunos métodos de análisis pueden llevar a conclusiones completamente disparatadas". Punto para Facebook.

Foto: Getty Images