Cosas fascinantes se esconden detrás de los objetos más cotidianos. Probablemente nunca te hayas preguntado cómo se cortan los sándwiches de las máquinas expendedoras, pero la realidad es que detrás se encuentra un peculiar aparato que, mediante ultrasonidos, es capaz de detectar la forma, la velocidad y el movimiento de un objeto para aplicar después el consecuente tajo.

Esto permite que desde el proceso de montado y relleno los sándwiches lleguen a la cinta continua en cualquier posición o ángulo, la máquina se encargará automáticamente de detectarlo y rebanarlo en dos mitades perfectas. Sorprendente. [vía: Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)