Que buena parte de la infraestructura de transportes de Estados Unidos necesita un lavado de cara no es una sorpresa para muchos. ¿Tan grave es? Como todo, tiene su punto relativo, pero el CEO de FedEx afirma que están gastando el doble de neumáticos que hace 20 años por culpa del asfalto.

Durante 2016 dos divisiones de la compañía, FedEx Ground y FedEx Freight, registraron acumulados 2 mil millones de kilómetros. Según Fred Smith, el máximo responsable de la compañía, para cubrir esa distancia han necesitado casi un 100% más de neumáticos con respecto a 2 décadas atrás.

Advertisement

Smith le echa la culpa “al mal estado de las carreteras, que desgasta las ruedas mucho más rápidos de lo que solía hacerlo”. Aunque es una deducción un tanto peregrina (probablemente haya más factores en ese desgaste que únicamente el estado de las carreteras) tiene su base, desde hace años son varias las voces que alertan sobre el mal estado de las carreteras americanas.

Como apuntan en Quartz, lo que parece un detalle trivial es en realidad un aspecto clave para compañías como FedEx que juegan un papel clave a la sombra de otros gigantes como Amazon. Los retos para entregar miles de paquetes a direcciones personales (y no a almacenes, como era más habitual hace dos décadas) pasan por mejorar la infraestructura de las carreteras y de conseguir que toda la logística termine por cuadrar.

En épocas como la navidad, la presión de Amazon sobre FedEx es tan alta que se está convirtiendo en un cuchillo de doble filo que amenaza con hundir la compañía. [vía Quartz, Bloomberg]