Tener una cámara tan buena como la del iPhone en el bolsillo es a partes iguales una bendición y una maldición. Bendición porque permite capturar rápidamente cualquier escena, detalle o idea, maldición porque la realidad es que el carrete de fotos suele acabar siendo un caos deforme de de imágenes mal organizadas.

Flic es una aplicación increíblemente sencilla pero a la vez muy útil. Pretende que dedicándole unos cuantos minutos nos libremos de todas esas fotos que nos acaban ocupando y ensuciando el carrete a base de capturas de pantallas, fotos mal tomadas, tonterías que llegan a través de WhatsApp o cualquier otro tipo de imagen no deseada.

Advertisement

El funcionamiento es simple y muy parecido al de Tinder, deslizar a la derecha borra la foto, deslizar a la izquierda la conserva. Incluye también una opción que permite organizar el carrete por meses. Cuesta $2 dólares/1,89€.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)