Imagen: NASA/GOES.

Florida ha declarado un estado de emergencia en todos sus condados, a medida que se espera que el huracán Irma, ahora una tormenta de categoría 5, atraviese el Mar Caribe y se desplace hacia las costas de los Estados Unidos.

Mientras que los residentes de la costa del golfo estadounidense comienzan ese largo proceso de recuperarse del huracán Harvey, una nueva amenaza se asoma a unos 510 kilómetros del este de las Islas de Barlovento. Las últimas observaciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) aseguran que la tormenta se mueve a través del caribe a unos 22 Kilómetros por hora. Se espera que Irma llegue al Caribe y posiblemente tierra firme estadounidense a finales de esta semana.

Advertisement

El NHC advirtió que Irma será “un huracán mayor ubicado entre el norte de Cuba y el sur de la isla Andros en las Bahamas”, y que “deben acelerarse los preparativos en las áreas de alerta de huracanes”.

Imagen: NCH.

Reportes del NOAA y la aeronave cazadora de huracanes de la Fuerza Aérea estadounidense aseguran que Irma continúa ganando fuerzas, con vientos máximos sostenidos de unos 280 Kilómetros por hora y con ráfagas aún más rápidas. Se estima que este “huracán extremadamente peligroso” se mantendrá entre las categorías 4 y 5 durante los próximos días.

Se espera que el huracán toque tierra por primera vez a tempranas horas del miércoles en la isla de Anguila.Desde allí se proyecta que se desplazará al oeste a través del Caribe, amenazando Puerto Rico, República Dominicana, Cuba y docenas de otras islas. Las Islas de Barlovento se preparan para recibir olas de tormenta con una altura de hasta 3,3 metros.

Advertisement

Las proyecciones indican que el huracán en algún momento se dirigirá al norte, y podría alcanzar los cayos de la Florida y la costa este de Florida el viernes en la noche. La decisión de evacuar los cayos podría llevarse a cabo hoy, debido a que toma tres días para que los residentes puedan escapar a otras regiones.

Rick Scott, gobernador de Florida, decidió no arriesgarse y declarar un estado de emergencia en los 67 condados del estado. Su homólogo puertorriqueño, Ricardo Rosselló, hizo lo mismo. En Puerto Rico, los residentes preocupados están luchando para conseguir suministros, tales como comida y agua potable. Algunos incluso han hecho filas de espera durante horas frente a las tiendas, preocupados de que podrían quedarse sin energía eléctrica durante semanas. Las escuelas han sido cerradas, al igual que muchos negocios. En Miami se están planteando escenarios similares.

Otras zonas con advertencia de huracán son las Islas Vírgenes, Antigua, Barbuda, Anguila, Montserrat, Nevis, Saba, San Martín y San Bartolomé.

“Se espera que Irma produzca un total de acumulación por lluvias de entre 10 y 20 centímetros, con un máximo de 30 centímetros en la región al norte de las Islas de Barlovento, las Islas Vírgenes y Puerto Rico”, advirtió el NOAA. “Estas cantidades de lluvia podrían ocasionar inundaciones y deslizamientos que pueden ser un riesgo para la vida”.

Si vives en alguna de estas regiones bajo amenaza de huracán, por favor tomas las precauciones necesarias y está atento a los reportes meteorológicos locales.