De acuerdo con Le Monde, uno de los diarios con mayor circulación Francia, las autoridades francesas están considerando prohibir a nivel nacional el uso del navegador seguro Tor. Aunque no hay pruebas concluyentes, se sospecha que fue uno de los métodos que se usaron para planear los atentados de noviembre.

Los cambios que detalla Le Monde a partir de documentos filtrados son dos en concreto. El primero es en relación a las redes de WiFi abiertas, abundantes en París, y que durante los ataques permitieron a los terrositas comunicarse con, irónicamente, mayor anonimato. La modificación exige que dichas redes se apaguen automáticamente por ley en caso de emergencia.

La segunda, más polémica, propone “bloquear o prohibir las comunicaciones de Tor”, sin estar ligado necesariamente a la aparición de un estado de emergencia. Con Tor averiguar quién está detrás de una conexión concreta es mucho más difícil (que no imposible).

Una maniobra complicada

De momento es solo un proyecto de Ley que no llegará a la etapa de votaciones como mínimo hasta el próximo año. La iniciativa recuerda a las que China lleva un tiempo queriendo implantar para que sus ciudadanos no salten los sistemas de vigilancia establecidos por el Gobierno, ninguna de las cuales ha resultado ser muy efectiva.

Advertisement

Advertisement

En el caso de Francia lo más probable es que esa vigilancia se establezca a nivel de los ISP, los proveedores de internet para cada usuario, que se verían en la obligación de informar al gobierno si detectan que un usuario está utilizando Tor. La Ley Hadopi, cuyo funcionamiento partía de un modus operandi similar, tuvo que ser modificada debido a sus pobres resultados. [Le Monde via Daily Dot]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)