Desde hace muchos años, incluso antes de que Apple lanzara al mercado el iPhone 6 Plus, comenzó una especie de tradición (bastante absurda) de intentar doblar a la fuerza los smartphones nuevos para comprobar “qué tan resistentes son”, y el Galaxy S7 Edge no ha escapado. La buena noticia es que es bastante resistente.

El YouTuber JerryRigEverything se ha hecho con uno de los nuevos y flamantes Galaxy S7 Edge de Samsung y en vez de reseñar la cámara, pantalla y duración de la batería (para luego disfrutar de su móvil como una persona normal) ha decidido que lo mejor era ponerlo a prueba con diferentes tipos de cuchillas y objetos punzantes, y hasta quemar al pobre e inocente móvil.

Advertisement

Eso sí, el Galaxy S7 Edge resistió como los grandes a todas estas torturas para un dispositivo de última tecnología. En la escala de este señor sobre qué tan resistente es la pantalla a rayones y arañazos, el terminal sacó una nota de 6 sobre un máximo de 9 (y el promedio suele ser de 5, según el “experto”).

Por otro lado, la parte trasera del terminal resistió muy bien al contacto con una navaja, y Samsung ha optado por cubrir el lente la cámara de cristal y no plástico, lo cual la hace más resistente. Finalmente, y después de quemar la pantalla con un yesquero, el crítico tecnológico ha aplicado la tradicional prueba de intentar doblar el terminal, y ha resistido como un campeón. Eso sí, después de la segunda prueba ha perdido su resistencia al agua.

Sponsored

Puedes ver el vídeo completo a continuación, pero por favor, no intentes esto en casa. [vía JerryRigEverything]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)