Foto: Juan Carlos Hernández / AP Images.

El fabricante de automóviles General Motors ha suspendido sus labores en territorio venezolano, después de que el gobierno confiscara sus bienes y productos en una de sus fábricas. La compañía asegura que tomará acciones legales tanto en la nación como a nivel internacional.

General Motors es la compañía detrás de todos los automóviles de marca Chevrolet en el territorio venezolano. El día miércoles, 19 de abril, una comitiva accedió a la fábrica de GM en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, y confiscó una serie de bienes, incluyendo un lote completo de autos.

Advertisement

Esta medida, que GM asegura es completamente ilegal y que viola los derechos de la compañía, se llevó a cabo el mismo día en el que millones de personas se movilizaron para protestar en contra del gobierno nacional. El presidente Maduro continúa con la tradición del antiguo presidente Chavez de culpar a las compañías extranjeras y otros países de la caótica situación económica en el país.

GM asegura que tomará medidas judiciales tanto en Venezuela como en cortes internacionales. Mientras tanto, sus actividades estarán suspendidas. [vía ABC News / CNN]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.