George R.R. Martin se ha enfadado hasta el punto de mostrar (literalmente) el dedo a sus fans. El autor de Canción de Hielo y Fuego ha reaccionado así a las especulaciones que algunos entusiastas de la saga y la serie de TV hacen sobre su estado de salud o su eventual muerte.

"Encuentro esa cuestión bastante ofensiva. A esa gente que especula sobre mi estado de salud o mi muerte solo puedo decirles que les jodan, ha comentado Martin en una reciente entrevista al periódico suizo Tagesanzeiger mientras enfatizaba sus palabras con una "peineta" en toda regla.

Advertisement

Lo cierto es que no es la primera vez que surge la cuestión sobre si Martin terminará o no Canción de Hielo y Fuego. El dilatado tiempo que el escritor se toma para lanzar un nuevo volumen, unido a su también dilatada figura, dan pie a todo tipo de especulaciones sobre colesterol, infartos y sagas inacabadas.

Por otra parte, no es la primera vez que el fallecimiento de un escritor deja a sus fans compuestos y sin broche a la historia. La saga La rueda del Tiempo de Robert Jordan es un ejemplo claro. El enfado del escritor es comprensible, pero también lo es la genuina consternación que muchos sufrirían si no llegan a conocer el final de Juego de Tronos. A todos ellos conviene recordarles, sin embargo, que Martin no es su esclavo, sino un novelista. Larga vida y prosperidad, George. [vía Tagesanzeiger]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)