Desde su inicio, Gmail ha contado con cifrado HTTPS. Desde 2010, además, cada usuario podía elegir si quería extender esa protección cifrando los correos dentro de sus servidores. Ahora, Google ha anunciado que los sistemas de seguridad por cifrado serán la norma para todos, y funcionarán independientemente de en qué dispositivos o bajo que redes accedamos a nuestro correo electrónico.

La nueva plataforma de cifrado protege todos los correos que viajan entre nuestro ordenador y los servidores de Google, o entre los servidores en sí mismos, sean mensajes entrantes o salientes. La compañía también ha reforzado los sistemas de seguridad con mejores algoritmos de cifrado.

Advertisement

La medida es bienvenida. No obstante, sigue existiendo la NSA, y siguen existiendo hackers con muchas habilidades. Aunque enviemos y recibamos nuestros correos con un plus de tranquilidad, conviene no descuidar las precauciones que sigue dictando el sentido común. [Gmail Blog]