Google está dando muchos pasos para convertirse en una plataforma de pago online. Uno de los movimientos más recientes es tan conveniente como permitir las transacciones a través del correo electrónico de Gmail como si fueran archivos adjuntos.

El servicio funcionará asociando una cuenta Google al servicio de tarjetas Google Wallet. Una vez hecho esto, el procedimiento no es muy complejo. Bastan unos cuantos clicks para enviar transferencias a cualquier dirección, sea de Gmail o de otro proveedor, o para recibir dinero a una cuenta asociada.

El nuevo servicio será completamente gratuito. Eso sí, para poder usarlo habrá que ser mayor de edad [Google Wallet].